Lo Ultimo | Meghan Markle | Escritora | Familia

Escritora revela cuál es la máxima ambición de Meghan Markle

Lady Colin Campbell cuenta que la actriz Meghan Markle siempre quiso eclipsar a Diana y que tiene aspiraciones políticas.

El matrimonio del príncipe Enrique y la exactriz Meghan Markle vuelve a ser blanco de comentarios. Esta vez por parte de lady Colin Campbell, una escritora que asegura conocer todos los secretos de la familia real británica.

Campbell cree que Enrique "acepta lo que ella (Meghan Markle) dice" porque está "desesperado por complacerla y aceptar lo que ella diga, sin importar cuán mal concebido esté". Según la socialité -autora de cuatro libros sobre la familia real, que estuvo casada durante 14 meses con un lord- la pareja "tiene una relación muy fuerte", pero la exactriz es quien lleva los pantalones en su casa de Los Ángeles.

Príncipe Enrique y Meghan Markle.jpeg

"Ella usa los pantalones y tiene una personalidad tan dominante, encantadora y cautivadora como la princesa Diana en su matrimonio", asegura la escritora. "La ambición de Meghan siempre fue eclipsar a Diana. Tienen mucho pararelo”, agrega Campbell, quien considera que si Enrique se hubiera casado con alguien más, todavía sería un miembro activo de la familia de Isabel II, detalla Daily Mail.

Campbell, autora de la biografía no autorizada Meghan Markle y Harry: The Real Story, también cree que la relación de Enrique con su hermano está rota y que Archie, el pequeño hijo de los duques de Sussex, no tendrá una relación cercana con los hijos de Guillermo y Kate. “Una relación una vez rota, incluso si se reconcilia, nunca es tan fuerte como lo fue”.

meghan-markle-7.jpg

En junio pasado la escritora aseguró que Markle tiene aspiraciones políticas. "Me han dicho que algún día quiere postularse para presidenta de Estados Unidos. Creo que todo lo que está haciendo, dejar a la familia real y regresar a California, es parte de su plan".

En otra entrevista con The Sunday Times, la escritora dijo que Meghan había desperdiciado la maravillosa oportunidad de pertenecer a la familia real y que, al principio del matrimonio, no daba muestras de sentirse tan incómoda a la nueva vida de la corona.