Lo Ultimo | Marta López Álamo | Marta López | Kiko Matamoros

Marta López Álamo también cayó en las manos de Carla Barber

La novia de Kiko Matamoros, Marta López Álamo, "arregló" algunas imperfecciones que tenía en su rostro.

Kiko Matamoros ha sido el centro de atención este fin de semana... Y no por su operación de vesícula sino por su cambio estético más que notable. El colaborador de Sálvame se ponía en las manos de su nuera, Carla Barber, y se hacía unos cuantos retoquitos que le dejaron irreconocible. "Me ha subido los pómulos, me ha quitado las arrugas de alrededor de la boca y me ha levantado un poco la cara que se me estaba cayendo", explicaba. Pero él no era el único que decidía pasar por las manos de Carla ya que su novia, Marta López Álamo era la siguiente en "arreglar" sus "imperfecciones".

La modelo Marta López Álamo subía unos stories a Instagram donde contaba todo lo que se había hecho justo antes de ir al hospital para apoyar a Kiko Matamoros en su operación.

Marta López Álamo Instagram.jpeg

Con una foto de su cara en primer plano, Marta López Álamo enumeraba uno a uno cada uno de sus recientes retoques: "Relleno por debajo de la ojera y zona de los ojos para elevar y agrandar la mirada; ácido en la punta de la nariz; relleno con ácido en surco nasogeniano y en la parte baja de la cara para que los labios se vean menos abultados". Y en la siguiente publicación alababa el trabajo de la doctora Carla Barber con un: "Haces magia tía".

No es la primera vez que Marta López Álamo, novia de Kiko Matamoros, se somete a este tipo de intervenciones pues hace unos meses contaba que se había realizado una rinoplastia para afinar el tabique nasal. Según la modelo, durante estos último meses había adelgazado y quería darle armonía a su rostro.

Kiko Matamoros y Marta López Álamo.jpg

Pero ella ya acumula en su historial otras operaciones anteriores como aumento de pecho hasta en tres ocasiones, un nuevo diseño de sonrisa e hilos tensores en la zona de las sienes para conseguir el tan famoso "foxy eye".

Dejá tu comentario