Lo Ultimo | Luis Alfonso de Borbón | Borbón | Franco

Los títulos que perderá Luis Alfonso de Borbón para convertirse en plebeyo

Luis Alfonso de Borbón no es alteza real, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere que no herede el ducado de Franco.

La historia de Luis Alfonso de Borbón (46) con los títulos nobiliarios empieza a parecer un quiero y no puedo sin retorno. El hijo mayor de Carmen Martínez-Bordiú y Alfonso de Borbón Dampierre ha estado cerca de tres distinciones aristocráticas. Sin embargo, a este paso parece que no va a tener ninguna.

Antes de que Luis Alfonso de Borbón naciera, el conde de Barcelona ofreció a su padre el ducado de Badajoz. Alfonso de Borbón, que nunca aceptó a Don Juan como cabeza de la Casa, lo rechazó porque quería acceder a títulos más importantes. El conde de Barcelona se lo concedió a su hija mayor, la Infanta Doña Pilar. En 1972, Don Juan Carlos medió ante Franco y Don Juan para que éste otorgara a Alfonso algún título de la Corona. Le nombraron entonces duque de Cádiz. Sin embargo, esa distinción no se hereda y cuando muere el titular vuelve a manos de la corona, por lo que Luis Alfonso de Borbón nunca pudo reclamar ese título.

Luis Alfonso de Borbón 2.jpg

Desde que murió su padre, Luis Alfonso de Borbón se hace llamar duque de Anjou y encabeza sus invitaciones con el tratamiento de Alteza Real. Nadie le ha concedido tal distinción, que molesta a la Familia Real española, pues no consideran que tenga derecho a hacerse tratar así. Tampoco duque de Anjou. La pelea por el título francés y por los derechos a ser aspirante al trono galo en caso de una hipotética restauración de la monarquía en el país vecino dura décadas y enfrenta a los Borbón Dampierre con los Orleans.

El padre de Luis Alfonso de Borbón llevó el tema a los tribunales galos, quienes sentenciaron que puesto que el país es un república que no concede títulos nobiliarios, no tenían nada que decir. El duque de Cádiz transformó ese argumento en una victoria que ha heredado su hijo, que se sigue haciendo llamar duque de Anjou y durante un tiempo fantaseó por convertirse en Luis XX.

Luis Alfonso de Borbón 3.jpg

La última esperanza aristocrática de Luis Alfonso de Borbón está depositada en su madre. Carmen Martínez Bordiú heredó el ducado de Franco como primogénita de Carmen Franco. Hace años, la nietísima llegó a un acuerdo con su hermano Francis por el que, una vez muerta su madre, intercambiarían títulos: ella sería marquesa de Villaverde y él, duque de Franco. Sin embargo, una vez se tuvo que hacer un reparto real, Carmen, convencida por su hijo, solicitó el ducado, título al que tenía más derecho que su hermano por ser la primogénita. En la actualidad la distinción está en manos de la nietísima.

Cuando Luis Alfonso de Borbón pensaba que había resuelto el problema de ostentar un título español, el Gobierno parece frustrar una vez más sus planes. Pedro Sánchez quiere aprobar una Ley de Memoria Democrática que sea mucho más dura con la etapa franquista.

El presidente del Gobierno planea, entre otras cosas, retirar los títulos que concedió Franco y las primeras distinciones que otorgó el Rey Juan Carlos al principio de su reinado. Eso incluiría el ducado de Franco. Si la ley sale adelante, Luis Alfonso verá de nuevo cómo un título familiar que aspiraba a ostentar se le escapa de las manos.