España | Kiko Matamoros | salud | Marta López Álamo

¡Qué elegancia la de Francia! Kiko Matamoros y los lujos que se da

Los reveses en la salud de Kiko Matamoros han sido evidentes en las últimas semanas. Por ello contrató un servicio costoso, pero que le servirá de mucho

Parecen lujos, pero en realidad son las necesidades actuales que tiene el periodista Kiko Matamoros, cuyos revés en materia de salud le han pegado fuerte en las últimas semanas, tiempo en el que pasó de estar internado en un hospital a terminar en unas vacaciones paradisíacas en México.

Recordemos que Kiko Matamoros tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por un problema en su vesícula y que, luego, tuvo complicaciones que decantaron en una peritonitis. Estivo más de dos semanas en el hospital y adelgazó unos catorce kilogramos.

Marta López Álamo y Kiko Matamoros.jpg

En todo ese tiempo, el presentador contó con el apoyo y la compañía de su novia, la modelo Marta López Álamo, quien se mantuvo a su lado incluso más que los hijos del periodista. Esa fue una de las razones por las que el presentador le ofreció unas semanas de relax a la influencer.

Tanto Kiko Matamoros como Marta López Álamo se fueron de vacaciones al Caribe mexicano, mientras en España ardía troya con cada uno de los líos en los que este par de celebridades estaban envueltas.

A su regreso, con las aguas calmadas, Kiko Matamoros y Marta López Álamo empiezan a retomar su ritmo normal de vida y es allí cuando empiezan a salir los lujos que el presentador de Telecinco se da.

kikomatamoros3.jpg

Resulta que los reveses de salud dejaron al colaborador televisivo en una situación de desventaja en materia física y por ello tuvo que contratar un servicio especial, por el que paga no menos de cien euros al día.

A los problemas de vesícula y del tumor que le fue extraído el año pasado se le suma problemas en su vista, ya que solo puede ver, con dificultad, por un solo ojo. Por ello es necesario que el periodista sea trasladado.

No obstante, ya no paga un chofer con sueldo al mes, como lo hacía antes. Ahora tiene un servicio que le lleva a sus diligencia, contrató a la agencia de chofers Alfred.