España | Cristina Pedroche |

¡Adinerada! El lado empresarial de Cristina Pedroche

Cristina Pedroche tiene una visión empresarial que ha sorprendido. Más allá de sus apariciones polémicas en la pantalla, se destaca como gran inversora

Cristina Pedroche sabe lo que quiere en la vida y sabe cómo lograrlo. Públicamente ha sido conocida como una mujer polémica y extrovertida, que sorprende con hilarantes videos y comentarios y exhibe una figura de ensueño.

Pero, lo cierto es que el talento de Cristina Pedroche no se demuestra solo en el entretenimiento. Todo lo que ha obtenido en su paso como celebridad de la tv y las redes sociales lo ha invertido para obtener gran capital, traducido en un gran patrimonio y en una abultada cuenta bancaria.

Cristina Pedroche.jpeg

Cristina Pedroche no es solo una cara bonita que se dedica a cultivar su cuerpo. Es graduada en Turismo y tiene una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas. Aunque es conocida por sus papel en Zapeando y por sus polémicos vestuarios en Las Campanadas, también es una empresaria que amasa un gran patrimonio.

La modelo y presentadora es oriunda de Vallecas y tiene un origen humilde, pero cada centavo que se ha ganado desde el 2010, época en la que saltó a la fama, lo ha administrado tan bien que hoy puede hacer alarde de su esfuerzo en materia económica.

Cristina Pedroche 2.jpeg

El patrimonio de Cristina Pedroche es amplio, en 2012 compró su primer piso de 75 metros cuadrados con una plaza de parking en el barrio de Embajadores. En el año 2015 compró, junto a su esposo David Muñoz, otro piso también en el mismo barrio, uno de más de 130 metros cuadrados con dos plazas de parking, una a medias con David y la otra totalmente propiedad de la colaboradora.

En el 2017 también compró un piso, ubicado en la zona de Coslada del cual ya había recibido una parte a través de una donación. Ahora, como bien saben los seguidores de Cristina y David, la pareja estima dejar su piso en Embajadores y mudarse a un hermoso chalet en las afueras de Madrid.

Dejá tu comentario