España | Ana Soria | Enrique Ponce | pareja

¿Le pusieron freno? Ana Soria y Enrique Ponce en etapa de distanciamiento

A la vista de los medios de comunicación, la pareja entre Ana Soria y Enrique Ponce luce alejada. Ya no hay grandes manifestaciones de amor, como al inicio

Atrás quedaron las grandes y públicas manifestaciones de amor entre Enrique Ponce y Ana Soria. Luego de un verano en el que la pareja no escatimó en gritar a los cuatro vientos su amor, últimamente disminuyeron la intensidad de las muestras de afecto.

Los medios de comunicación han notado la diferencia. Durante las últimas semanas las cosas cambiaron entre Ana Soria y Enrique Ponce, por lo menos en lo que respecta a la forma en la que manejaron su noviazgo públicamente.

anasoria2.jpg

Cuando todo parecía indicar que las manifestaciones públicas de afecto se incrementarían, al consolidar su relación, la pareja disminuyó el ritmo y en el ambiente se siente un distanciamiento. Todo esto ocurre luego de decir públicamente hasta el sitio donde vivirían.

Durante el verano desplegaron su amor a los cuatro vientos y fueron un mar de miel ante el ojo público, aunque también dejaron saber sobre su primera pelea en pareja. Ana Soria y su novio recién culminaron un viaje a Francia y a su regreso, se muestran discretos.

La situación ha llamado la atención de la prensa del corazón y hay especulaciones. Suponen que tiene que ver con Paloma Cuevas y el hecho de evitarle a la celebridad más momentos de dolor, ante la inminente firma del divorcio con el torero.

anasoria3.jpg

Luego de estar en Nimes, tanto Ana Soria como Enrique Ponce arribaron este sábado en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Las cámaras captaron imágenes de ellos, en los que ambos lucían muy distantes y no quisieron pronunciar una palabra.

Nada más al llegar a Madrid, Ana Soria y el diestro tomaron caminos diferentes. La joven optó por irse a la playa y Enrique Ponce se fue a relajar a un campo de golf. Quizás sea una etapa en la que a ambos ya no les interesa la exposición mediática.

Dejá tu comentario