Lo Ultimo | Ana Obregón | Ana | Obregón

¡Caliente! La polémica escena de sexo que vivió alguna vez Ana Obregón

Durante el rodaje de "La mirada del otro", Ana Obregón quedó prácticamente al desnudo al fallar la iluminación

Ana Obregón ha sido una personalidad importante en España desde hace muchos años. Antes de ser la madre de Álex, de ser la expareja de Alessandro Lequio y de pasar a un segundo plano mediático, ella era era la bióloga más sexy de España. Vivió con Julio Iglesias y fue el mito erótico de sus hijos, que no dudaban en bañarse con ella en el jacuzzi, mucho antes de conquistar el corazón del futbolista madridista Davor Suker, con quien rompió después de su fichaje por el Arsenal.

Con semejante historial, no es de extrañar que alguna vez en su trayectoria como actriz le tocara rodar alguna escena tórrida, como hizo a las órdenes del director Vicente Aranda.

Ana Obregón escena.jpg

Entre muchas momentos de su vida, el programa "Hormigas blancas" recordó la polémica secuencia que la también presentadora de televisión tuvo que grabar junto a un jovencísimo Alonso Caparrós en "La mirada del otro", una película en la que trabajaba cuando se enteró por la prensa de que era uno de los objetivos de la banda terrorista ETA, en julio de 1997.

"Ana estaba llorando mucho, algo pasaba y no tenía yo mucha información. Me daba la sensación de que todo era muy atropellado, como si hubiese una inquietud", recordó Caparrós, ahora colaborador de Sálvame, en el especial de "Hormigas blancas" sobre Ana Obregón.

Ana Obregón 2.jpg

No dudó tampoco en aludir a la controvertida escena, que sacó los colores a muchos espectadores. "Es una escena muy fuerte, que yo no enseño a nadie", reconoció el televisivo. "Ana, que era mi mujer, entra en la habitación y yo estoy solo masturbándome mientras miro una revista. Ella se quitaba la parte de arriba e imagínate yo, tan joven, y Ana Obregón poniéndome los pechos en la espalda", reprodujo.

Fue un rodaje tan intenso que, mientras grababan esa escena se rompió un foco. "Aquel día fue como si se hubiesen juntado los planetas para que pasase de todo", recuerda Caparrós. "Por iluminación no nos podíamos mover hasta que lo arreglaran y a ella se le cayó una pegatina" del pecho, terminó confesando el colaborador de Sálvame.

Dejá tu comentario