Lo Ultimo | Alejandro Sanz | Judit Neddermann | disco

¡Qué detalle! Alejandro Sanz le cambió la vida a una cantante

Judit Neddermann contó cómo una llamada de Alejandro Sanz resultó en un importante empujón en su carrera.

La vida de una persona puede cambiar de un día para otro con un simple y sencillo detalle, y fue lo que vivió la cantante y compositora catalana, Judit Neddermann, cuando recibió una peculiar llamada, la de Alejandro Sanz.

"Hola, soy Alejandro (Sanz)", fue lo que le dijo el importante intérprete español en su momento a Neddermann para que ambos terminaran juntos en el último disco del madrileño y eso la puso en el radar de nuevos oyentes y medios ante su cuarto disco, "Aire".

Judit Neddermann y Alejandro Sanz 2.jpg

"Mi día a día es bastante similar, porque trabajo en la misma dirección, pero él me ha puesto en el mapa a nivel de prestigio. Es como que algunos medios han dicho: 'Si Alejandro dice que mola, vamos a escucharla', y yo se lo agradezco un montón, porque él no necesita nada de esto", comenta humilde en una entrevista con Efe hoy en Madrid.

Lo que atrajo hasta ella al autor de "Corazón partío" fue la forma particular con la que Neddermann (Vilasar de Mar, 1991) canta en un catalán cargado de las escuchas brasileñas de fondo con las que creció gracias a sus padres y a que después, cuando empezó a estudiar jazz, entró en contacto con la "bossa nova" y la "MPB" (música popular brasileña).

Judit Neddermann y Alejandro Sanz 3.jpg

"Me ha servido mucho para componer en catalán, porque ambas lenguas tienen algo en común de dulzura y ligereza", opina la artista, que cuenta con tres discos en el mercado que ya gozaban de cierto predicamento en Cataluña: "Tot el que he vist" (2014), "Un segon" (2016) y "Nua" (2018).

Tras aquel "Este segundo" bilingüe que grabó con Sanz, este le hizo una observación: "¿Alguna vez has compuesto en castellano? Deberías, porque seguro que te sorprendes", le dijo. Ella aceptó el consejo y del tirón le salió una de las canciones de este álbum, "Borro mi nombre".

Alejandro Sanz 2.jpg

"Vi que era muy directa, que el castellano me daba unas melodías más simples, con menos notas, pero en el buen sentido, porque iban más rápidamente al sitio al que me gusta llegar. Esa concreción me abrió una puerta", explica ante un disco en el que predomina la lengua de Cervantes, pero sin renunciar al catalán o al portugués.