España | Adara | cirugía |

"Puedo contar cómo estoy": Adara recibe cuidados especiales

Luego de someterse a una cirugía para reducir el tamaño de sus pechos y reducir dolores, Adara Molinero se mantiene en una recuperación lenta

Hace menos de una semana, Adara Molinero se sometió a una cirugía con el fin de reducir la talla de sus pechos y, con esto, reducir una serie de dolores y molestias que le causaban los implantes que se colocó años atrás. La operación cayó de sorpresa para sus fanáticos.

A través de las redes sociales, su canal de comunicación constante, Adara fue dando cuenta a los internautas de cómo avanzaba todo durante la cirugía y lo que ha ocurrido posterior a ello. Cabe resaltar que durante su estancia en la clínica, contó con la compañía de su novio, Rodri Fuertes y de su mamá, la también mediática Elena Rodríguez.

adara14.jpg

Lo cierto es que la modelo había asomado a través de sus redes sociales que tenía la intención de retirarse las prótesis. Estas le ocasionaban dolores, molestias y le habían reducido hasta la sensibilidad en la zona. Desde que se sometió al bisturí, la ganadora de Gran Hermano VIP7 ha ido actualizando su evolución.

Adara ha tenido una evolución lenta y ha dejado saber que no ha sido tan fácil como ella esperaba. Los dolores han estado ahí y ha sido poca la movilidad que ha podido tener. Aún así, de a poco ha logrado retornar a la interacción con sus seguidores.

Fue así como se supo que, a pesar de la lentitud y el dolor de su recuperación, ha tenido una persona que le ha hecho cuidados y mimos especiales. Elena Rodríguez ha sido su cuidadora y esto ha sido todo un lujo para ella, porque la ayudado a sobrellevar la situación.

Adara Molinero.jpg

La modelo ha contado, como siempre, con la ayuda de su madre Elena Rodríguez, quien acudió a su departamento para ayudarle a asearse y aplicarse lociones corporales. El apoyo de la participante de Supervivientes 2020 ha sido fundamental hasta para lavarle el cabello.

“Por fin puedo contar cómo estoy, porque tenía el pelo tan sucio, que me daba hasta vergüenza”, contó a través de Instagram. “Me sigue doliendo pero hoy estoy un poquito mejor. Me tengo que lavar porque el sujetador no me lo puedo quitar todavía”, confesó.

Temas

Dejá tu comentario