España | Adara | operación | cirugía

¡A quirófano! Adara se somete a cirugía para aliviar dolores

Adara Molinero pasó por quirófano por segunda vez. La celebridad se sometió nuevamente a una mamoplastia con la que reducirá las tallas de su pecho

Por segunda vez en su vida, Adara Molinero acude al quirófano a someterse a una cirugía relacionada con sus senos. La influencer anunció que este miércoles se hará una segunda mamoplastia, que la ayudará a reducir sus pechos y aliviar una serie de dolores que padece.

La primera cirugía de senos de Adara ocurrió hace algunos años. “No puedo hablar mucho sobre este tema porque sería hablar de la otra operación que me hicieron. El tema de esa operación está en manos de mis abogados y el día que esté resuelto podré hablar con muchísima más claridad”, contó.

adara13.jpg

Adara dijo a sus seguidores que publicaba sobre su intervención quirúrgica porque necesitará estar “desaparecida” un tiempo, que es necesario para su recuperación física. Mañana a las ocho de la mañana me voy a operar los pechos. Desde hace bastante tiempo estoy sintiendo muchos dolores, me molestan un montón las prótesis”, se sinceró con sus seguidores.

La modelo ofreció más detalles: “Cuando me tumbo en la cama la prótesis se me va hacia el lateral y me duele mucho. Contaros también que me lo voy a dejar muchísimo más pequeño porque lo que quiero sobre todo es comodidad”, compartió a través de las historias de Insragram.

Adara Molinero no estará sola durante este trance de salud. Su madre, Elena Rodríguez, y su novio, Rodri Fuertes, acudieron con ella al hospital. Ambos estarán ahí para calmarla y cuidarla antes de la operación.

Adara Molinero.jpg

Sin embargo, y a pesar de la compañía, fue inevitable para Adara mostrarse nerviosa apenas minutos antes de entrar en quirófano: “Estoy atacada súper nerviosa, fatal. Al ser la segunda operación es mucho peor porque tengo miedo de que me quede bien y de que me arreglen lo que ya tenía”, contó.

Ya antes, la modelo planteaba hacerse la operación y había dicho que sentía que estaban muy grandes. “En el pecho izquierdo tengo poquita sensibilidad. La cicatriz me la dejaron como una auténtica carnicería”, detalló.